lunes, 9 de mayo de 2011

POESIA A MARIA

En una cesta de flores
metí la mano y saqué
el corazón de mi madre,
que nunca le olvidaré.

Como soy tan pequeñita
y no tengo vestido blanco
voy a pedirle a la Virgen
que me haga uno de su manto.
Como soy tan pequeñita /o
y tengo tan poquita voz.
Sólo me atrevo a decir
¡Viva la Madre de Dios!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada