miércoles, 27 de abril de 2011

TRIDUO A SANTA CATALINA DE SIENA

TRIDUO   A   CATALINA   DE   SIENA

29 abril: Con Catalina, seamos una nueva presencia
 en estos nuevos tiempos.

Catalina de Siena no es la mujer de un siglo, ni de una corriente histórica. No es una concreción, ni una idea mística.
Catalina es una síntesis de todos los gritos, de todos los amores, de todas las corrientes y de todas las filosofías.
Catalina es una llama viva sacada de aquel FUEGO que vino a traer Cristo. Y el fuego no es de un momento ni representa una corriente filosófica, ni pasa de moda, ni tiene épocas especializadas en la historia.
Su ardor es para nosotras un fuego de amor, para buscar soluciones, para construir la paz, para promover la solidaridad, para crear comunión entre nosotras y con los demás, para dar y para darnos.
El fuego es de ayer, de hoy, de mañana, de siempre. Catalina es un mensaje de fuego. El valiente que se acerque, ya sabe lo que le toca, ARDER.

Oración    al    comenzar

Señor Dios nuestro, que diste a Catalina de Siena el don de entregarse con amor a la contemplación de la pasión de Cristo y al servicio de la iglesia, haz que, por su intercesión, el pueblo cristiano viva siempre unido al misterio de Cristo, para que pueda rebosar de gozo cuando se manifieste su gloria. Amén.

Día I

Del conocimiento de Dios y de sí, nace la verdadera comunión con Dios y con el hermano.

En esta experiencia profunda el alma encuentra el amor perfecto que se tiene a Dios, al prójimo y a la comunidad.
Amor que revela a Dios Padre por medio de Jesús; Jesús lo revela por medio de su sangre.
Este tesoro de gracia que recibimos exige respuesta, por eso exhorta con insistencia a su amigo Esteban de Conrado Maconi, en la carta 320, diciendo:

A- (...) Gózate en ella (tribulación) y hasle cara con ardoroso deseo y dulce gratitud a la divina bondad cuando le plazca darte tan grandes dones, lo que hará cuando te vea capacitado para recibirlo. Despiértate, hijo, despierta, de la tibieza de corazón y zambúllelo en la sangre para que arda en el horno de la caridad divina, de modo que abomine las practicas de niños, se enardezca para hacer todo valiente, se meta en el campo de batalla para hacer grandes gestas por Cristo crucificado y combata con valentía. Porque dice Pablo que no será coronado sino el que lealmente hubiera combatido (2Tim 2,5) (...)

Hoy Catalina se dirige a nosotros y también nos pide que despertemos en un compromiso concreto con la comunidad.

B- Leemos en el documento Navega Mar Adentro:

"(...) La comunión con la Trinidad nos interpela y nos convoca a estrechar vínculos. Por eso, el Papa nos ha recordado que hace falta promover la espiritualidad de la comunión, que parte de nuestra comunión con Dios antes de programar cualquier acción pastoral concreta (12)
(...) Esta espiritualidad de comunión nos permite valorarnos unos a otros de corazón y apreciar la riqueza de la unidad en la diversidad. (...) Y cuando caemos en la tentación de hacernos daño, ella nos mueve a optar una vez más por la reconciliación (13)
(...) de este modo podremos ser testigos de Jesucristo en nuestra patria y ofrecer el signo del amor que estimule un estilo de sociedad más fraterna, justa y solidaria. (14)"

C- Miremos nuestra vida a la luz de Jesús, Catalina y el Magisterio:

-¿Cómo asumimos los desafíos (luchas) que la vida nos presenta a diario?
-¿Somos promotores de comunión y fraternidad donde nos encontramos?

Día II

Catalina expresa su deseo de Dios en la fuerza con que exhorta a la conversión.

Catalina vive con intensidad su unión con Dios y así transmite esa misericordia que ha gustado.
En su corazón germinan estas realidades, esa sed y deseo de Dios, Jesús esta con ella y él lo dijo: "quien tenga sed que venga a mí y beba" (Jn. 7,37). Y estas son las enseñanzas que le dirige a Sano de Maco en la carta 69.

A- (...) En todas estas circunstancias estará fuerte en razón de estas tres columnas (amor, fe y confianza). Obremos como la Cananea, al ver pasar a Cristo por nuestra alma. En virtud del santo y verdadero deseo volvámonos a él con verdadera contrición y digamos: "Señor, libra a mi hija, esto es, a mi alma, porque el demonio la molesta con muchas tentaciones y pensamientos desordenados." ... Si con fe, paciencia y esperanza confiamos en poder sufrirlo todo por Cristo crucificado, diremos con San Pablo: 'lo puedo todo, no por mí, sino por Cristo que esta en mí, que me da fortaleza' (Fil. 4,13). Entonces oiremos aquella dulce voz 'quede sana tu hija, o sea, tu alma, según tu lo quieres'.
Aquí se manifiesta la bondad divina, el tesoro dado al alma, sin medida, el del propio y libre albedrío, de modo que ninguna criatura puede obligar a un pecado mortal si ella no lo quiere.

B- Leemos en el documento Navega Mar Adentro:

"No podemos olvidar que Dios quiere la felicidad de cada ser humano. El creo todo para que lo disfrutemos, para que a nadie le falte lo necesario. Imitando su generosidad que se manifestó hasta el fin en la entrega de Jesucristo, los creyentes queremos ser instrumentos de su vida para los demás. Por eso, venciendo la tentación del egoísmo intentamos salir de nosotros mismo, revistiéndonos de entrañas de misericordia, de bondad, humildad, mansedumbre, paciencia para procurar la felicidad de los hermanos." (10)

C- Miremos nuestra vida a la luz de Jesús, Catalina y el Magisterio:

-¿Respetamos el proyecto que Dios tiene para cada una/o ?
-¿Ayudamos a los hermanos y hermanas, para puedan vivir este proyecto en libertad, fraternidad y solidaridad?

Día III

Catalina siempre actual.

Catalina no se resigna ante las situaciones de pecado que vive la sociedad de su tiempo, al contrario, "entró con paso firme y palabras ardientes en el corazón de los problemas eclesiales y sociales de su época".  Comunica con firmeza y amor a cada uno el tesoro de gracia que posee estableciendo en todo su accionar una hermosa relación de comunión altamente enriquecedora.
En este servicio comunica la Vida que posee y crece enriqueciéndose en el intercambio recíproco con el hermano; y de esta manera se prepara para servir con más intensidad y ardor apostólico.
Catalina no propone una visión rígida y moralizantes del cristianismo, sino una percepción teocentrica de la salvación, de la conversión y de la vida humana unida a la misión.

A- "Sobre todo Catalina luchó por la paz. Estaba convencida de que "ni con espada ni con guerra ni con crueldad" se podía lograr el bien, sino "con la paz y humilde y continua oración" (D15) Pero nunca sacrifico la verdad o la justicia por una paz fácil o a bajo precio. Buscar la paz sin la justicia es como poner bálsamo en una llaga que debe ser cauterizada (C268). Sabia que ser pacificado significaba seguir los pasos de Cristo que hizo la paz entre Dios y la humanidad. Por esta razón, el pacificador debe compartir el mismo destino de Cristo. Catalina nos invita a tener el coraje de ser pacificadores."

(De  la carta del Maestro de la Orden, T Radcliffe op sobre Sta. Catalina.)



B- Leemos en el documento Navega Mar Adentro:

"La ruptura entre evangelio y cultura es sin duda alguna el drama de nuestro tiempo. En efecto, nadie puede negar que en las ultimas décadas la crisis se ha profundizado. No estamos solo en una época de cambios, sino ante un cambio de época que compromete seriamente la identidad de nuestra nación. Y no obstante el contexto negativo que ofrece la crisis mundial, asumimos el desafío de reconstruir la nación desde el conjunto de valores donde nuestra cultura hunde sus cimientos" (24)
"(...) aunque hay excepciones, sobre todo entre los mas humildes, lo común es que no nos integramos con entusiasmo a emprendimientos comunitarios que suponen trabajar en equipo, formular proyectos en común y superar individualismos." (25)


C- Miremos nuestra vida a la luz de Jesús, Catalina y el Magisterio:

Catalina será actual en la medida en que nosotros/as asumamos sus enseñanzas y las pongamos en práctica:

-¿Tenemos el coraje de asumir, como Catalina, la misión de ser pacificadoras en la comunidad, la iglesia y la sociedad?
-¿Sabemos asumir, sostener e integrarnos en  proyectos comunes que respondan a la necesidad del hombre de hoy?


Oración    al    concluir
Santa Catalina, tu que mereciste asemejarte a Cristo que sufre por salvar a los hombre, y que fuiste devorada por el amor a la paz, ruega a Dios con la fuerza de tu fidelidad y de tu amor para que sepamos hacer su voluntad, de la que deriva nuestra paz. Amén.

Letanía a Catalina de Siena


Santa María, nuestra Madre, ruega por nosotras
Santo Domingo,
Santa Catalina de Siena,
Santa Catalina, benévola madre de los pobres,
Santa Catalina, dulce madre de los que sufren,
Santa Catalina, misericordiosa madre de los enfermos,
Santa Catalina, refugio de los que sufren,
Santa Catalina, intercesora de los pecadores,
Santa Catalina, rosa de paciencia,
Santa Catalina, modelo de humildad,
Santa Catalina, modelo de castidad,
Santa Catalina, recipiente de gracias,
Santa Catalina, ardiente promotora del honor de Dios,
Santa Catalina, espejo de santidad,
Santa Catalina, ejemplo de clemencia,
Santa Catalina, gloria de la Orden de Predicadores,
Santa Catalina, fecunda madre espiritual,
Santa Catalina, promotora de la paz,
Santa Catalina, discípula de Jesús,
Santa Catalina, recompensada ampliamente por sus esfuerzos y méritos.

ORACION A SANTA CATALINA


Catalina de Siena mujer de Dios, doctora de la iglesia,
a ti acudimos hoy con sentimientos de respeto y veneración.

Te proclamamos ideal de nuestras vidas, meta, inspiración y fuerza nuestra, porque supiste aspirar a un ideal de mujer orante y apóstol, tal como necesitábamos ver a la mujer en la Iglesia y en el mundo de hoy. Te consagraste a Jesús y serviste a su Iglesia en plena desunión.

Enséñanos Catalina, como mística y doctora a ser humildes y valientes, serviciales y fraternos, comprometidos y perseverantes, firmes y esperanzados, alegres y profundos, ilusionados y luchadores.

Enséñanos a ser como tú, mediadores de unidad, instrumentos de paz, defensores de la justicia, amantes del diálogo con Dios y los hermanos.

Concédenos la gracia de alcanzar nuestra meta, en la Iglesia y en el mundo de hoy que nos reta y espera. Y haz que no defraudemos su esperanza e ilusión, para gloria de Jesucristo y el bien de nuestro pueblo. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada